Uniformes de trabajo: 30 beneficios de utilizar uno

Uniformes de trabajo: 30 beneficios de utilizar uno

El uso de uniformes de trabajo es un tema de constante discusión, por eso aquí te diremos 30 beneficios de utilizar uno.

Cada vez más compañías optan por que sus equipos de trabajo utilicen prendas personalizadas y uniformes de trabajo. Esto se debe a que los beneficios son mayores que los inconvenientes.

A continuación, te hablaremos sobre algunos de los aspectos positivos que trae usar uniformes de trabajo dentro de los distintos sectores laborales.

Beneficios de utilizar uniforme de trabajo

Además de que los uniformes de trabajo son importantes para la apariencia y la imagen corporativa, también son fundamentales dentro del campo de la seguridad, pues pueden ayudar a prevenir accidentes o a proteger a tu personal en caso de que suceda algún imprevisto.

Los uniformes de trabajo brindan los siguientes beneficios:

1. Tener una imagen profesional

Los uniformes de trabajo dan a los colaboradores una imagen más seria y corporativa, lo que contribuye a que la reputación de la empresa incremente y que la relación con los clientes se sienta más formal.

2. Generar confianza en los clientes

Si se cuenta con una empresa que brinde ciertos servicios a domicilio, es fundamental contar con uniformes laborales.

No es lo mismo que las personas reciban a un trabajador con una vestimenta casual que con un uniforme profesional que contenga el logo de la empresa. Esto brinda confianza a los clientes y certeza sobre quién se encuentra en su hogar.

3. Publicidad gratuita

Si tu personal utiliza uniformes de trabajo, todas las personas que los observen en la calle o en cualquier otro sitio pueden ser potenciales clientes y, en caso de tener un interés particular, podrán memorizar tu nombre y buscarte en la web.

Esto, a largo plazo, es una excelente forma de hacer crecer tu negocio sin necesidad de invertir de más.

4. Fomentar sentimiento de pertenencia

Llevar un mismo uniforme de trabajo puede ayudar a que todos los integrantes de una empresa recuerden constantemente que forman parte de un equipo, lo cual permite que se sientan más integrados.

Es decir, contribuye a que dejen de verse solo como personas independientes y tengan en mente que forman parte de un todo que necesita trabajar en conjunto para realmente funcionar.

Portar uniforme laboral, en muchas ocasiones, ayuda a aumentar la lealtad de los colaboradores, sobre todo cuando la selección de los mismos responde a una estrategia bien establecida.

Asimismo, genera un sentimiento de igualdad, fomentando la colaboración y una mejor relación de trabajo entre todos.

5. Ayudar a tus clientes a identificar al personal

Una de las cosas más desagradables para los clientes es no saber a quién acudir cuando necesitan preguntar algo sobre tus productos o servicios y sentir temor de hablar con alguien que podría ser cliente.

Esto se puede evitar si se cuenta con un uniforme de trabajo que permita identificar perfectamente a todo el personal de un negocio.

6. Ahorrar dinero

Las personas suelen destinar una buena parte de su salario para comprar ropa y mostrar una buena imagen en su área de trabajo, pues la mayoría exige una buena presentación.

Contar con un uniforme de trabajo beneficiará a todos los empleados, ya que no tendrán que preocuparse por invertir en un guardarropa para proyectar una imagen profesional ante sus colegas y los clientes.

7. Incrementar la funcionalidad

Este punto entra en juego cuando se trata de una empresa grande en la que existen diferentes departamentos.

Al contar con uniformes laborales para cada área, será mucho más fácil para todos identificar al personal de cada una de ellas, volviendo más ágil la comunicación entre los distintos equipos o departamentos.

8. Ahorrar tiempo

Puede parecer un beneficio no destacable, pero en realidad sí lo es. Las personas suelen dedicar mucho tiempo a la elección de la vestimenta, sobre todo, en cuestiones profesionales.

Un uniforme de trabajo permite que no tengan que preguntarse cada mañana qué ropa es la más adecuada, ahorren tiempo y lo dediquen a cosas más importantes, sea a nivel laboral o personal.

9. Fortalecer sentimiento de unidad

Los uniformes de trabajo tienen la capacidad de brindar un sentimiento de unidad entre todos los colaboradores, ya que vestir con un mismo color y estilo puede ayudar a que se sientan parte de algo grande e importante y exista un mayor compromiso.

Vestir a tu equipo de la misma forma permite que se sientan en igualdad de condiciones, lo que puede ayudar a evitar tensiones innecesarias, fomentando el trabajo en equipo y creando un ambiente de trabajo más sano, relajado y positivo.

10. Proteger al personal

Desde el punto de vista de la salud, los uniformes de trabajo tienen una funcionalidad importante: proteger a los empleados de posibles riesgos. Por ejemplo:

  • Protección ante agresiones térmicas

Se emplean prendas resistentes al calor, las llamas y salpicaduras de materiales como el aluminio o el hierro. Se trata de un material que debe evitar que el fuego se propague en la ropa.

  • Riesgos químicos y biológicos

Evitan que ciertas partículas tóxicas o sustancias peligrosas, como gases o líquidos, entren en contacto con la ropa y la piel de quien usa estos uniformes de trabajo.

En cuanto a los riesgos biológicos, además de servir como barrera, algunos uniformes son fabricados con tejidos antibacterianos.

  • Alta visibilidad

Su objetivo es que los empleados puedan ser detectados fácilmente, por esta razón se emplean materiales fluorescentes y parte de la superficie es retrorreflectante.

  • Protección ante riesgos eléctricos

Se trata de uniformes de trabajo cuyo fin es proteger el cuerpo de los empleados de posibles descargas eléctricas. En esta categoría entra también la ropa antiestática.

11. Tener un mejor control de la imagen de los colaboradores

Si no se tiene un código de vestimenta claro en la empresa y no se cuenta con un uniforme de trabajo, se puede terminar dando una imagen diferente a aquella que la compañía quiere transmitir.

Asimismo, se corre el riesgo de que los colaboradores se sientan presionados por vestir ropa de marca para competir con sus demás compañeros de trabajo, lo que puede provocar fricciones en la relación laboral.

Los uniformes de trabajo ayudan mucho en este aspecto, ya que únicamente se tiene que especificar cómo se deben utilizar.

12. Libertad de personalización

Una de las ventajas de la ropa laboral es que se puede personalizar, desde los colores para que se adapten a tu logo, hasta colocar el nombre y función de cada empleado para una rápida identificación.

13. Se adaptan a las necesidades de la empresa y empleados

Las organizaciones que deseen implementar el uso de uniformes de trabajo tienen toda la libertad en cuanto a los diseños que mejor se adapten a las actividades que desempeñen los diferentes equipos.

Lo ideal es que se cuente con más de un uniforme para que los empleados no tengan que vestir de la misma forma todos los días y puedan darles el cuidado necesario a sus prendas de trabajo.

14. Permanecer en la memoria de los clientes

Un uniforme de trabajo permite que los clientes puedan recordar con mayor facilidad la marca. Esto se puede conseguir a través de una correcta elección del diseño y los colores.

Una de las formas de potencializar el uso de uniformes es colocando el logotipo de la compañía, así los clientes podrán identificar de manera inmediata tu marca y la recordarán.

15. Diferenciarte de la competencia

Identificarte ante tus clientes utilizando un uniforme de trabajo personalizado te convierte en un negocio distinto, único y te ayuda a darle un valor añadido a tu empresa frente a otras del sector.

16. Dan una imagen sólida a las compañías

Una de las razones para utilizar un uniforme de trabajo es que permite que los clientes sepan y tengan presente que detrás de quien lo porta hay una compañía que respalda sus compras, la calidad y que constantemente los escucha y busca conocerlos a través de los empleados.

17. Mayor compromiso de los empleados

Los uniformes de trabajo deben ser un reflejo del ambiente positivo que existe dentro de una empresa.

Contar con ropa laboral especializada ayudará a que los colaboradores se sientan más profesionales, más valorados y, por ende, la organización tendrá mejores resultados.

18. Contribuye a la sustentabilidad ambiental

Los uniformes de trabajo confeccionados con materiales de primera calidad suelen durar mucho tiempo y soportar muchas lavadas sin perder color ni resistencia. Esto representa un beneficio porque los colaboradores no tienen que preocuparse por gastar en una tintorería para lucir impecables mientras laboran.

Esto permite que se contribuya a la sustentabilidad ambiental. Asimismo, es posible que los empleados que se vayan los dejen para futuros trabajadores, lo que representa un ahorro para la empresa.

19. Es un gasto redituable

Invertir en un uniforme de trabajo trae consigo ventajas que hacen que se paguen solos. La imagen, publicidad y seguridad que brindan sirve para que la empresa sea más sólida, tenga una mejor imagen y que no haya tanta rotación de personal.

La gente que se siente parte importante de algo no es tan fácil que lo abandone.

20. Brindar sensación de bienestar

Los profesionales, se desempeñen en el área que se desempeñen, deben sentirse cómodos con la ropa que portan y eso solo es posible con una vestimenta que responda a criterios relacionados con las funciones que realizan.

Una ropa incómoda puede provocar que su productividad se vea afectada, en cambio, un uniforme de trabajo adecuado les dará libertad y comodidad, lo que impactará de manera positiva en su desempeño.

Por ejemplo, un uniforme de trabajo de una tienda no tiene que servir únicamente para identificar a los colaboradores, sino también puede aprovecharse para que puedan llevar encima utensilios o elementos que sean útiles durante la jornada laboral.

21. Motivar al personal

Sentirse parte de un mismo proyecto es fundamental dentro de una compañía, pues entre más sentido de equipo exista, mayor será el compromiso; a mayor compromiso, mayor motivación y cuanta más motivación haya, se logrará un mejor rendimiento.

Esto apunta a que utilizar un uniforme de trabajo, aunque parezca cosa menor, puede ayudar a que exista un mejor rendimiento, derivado de todo lo anterior.

22. Cumplir con el marco legal

Dentro del marco legal, las organizaciones están obligadas a brindar a sus trabajadores la ropa que necesiten para llevar a cabo sus funciones.

Asegurar a los trabajadores en este aspecto y proveerles este tipo de material ayuda a que las empresas fortalezcan su imagen al mostrarse como corporaciones comprometidas con su personal, su bienestar y seguridad.

23. Se pueden renovar

Los uniformes de trabajo brindan ventajas como la actualización o renovación de los mismos, en caso de que la imagen de la compañía cambie y se renueve para que todos los elementos que contribuyen a la imagen de la empresa estén en armonía y equilibrio.

Esta actualización no se debe realizar cada año, sino que se debe analizar cuándo es el momento justo para hacerlo.

Asimismo, si surge una nueva necesidad relacionada con la protección o seguridad de los empleados, es necesario actualizarlos para cubrir este aspecto.

24. Proyectar orden y compromiso

Un uniforme de trabajo bien portado y diseñado comunica compromiso de la empresa y de sus colaboradores, al mismo tiempo que proyecta limpieza, orden y una imagen cuidada para causar una buena impresión a los clientes.

Nos guste o no, la impresión que se causa en los clientes es clave para que se tome en serio a una compañía y quiera volver a ella.

25. Fortalecer la imagen corporativa

La imagen corporativa te permite tener credibilidad y construir prestigio, lo cual no solo ayudará a que las ventas se incrementen, sino también a lograr una fidelización de los clientes.

Una imagen corporativa bien definida está conformada por el nombre de la marca, el logotipo, un sitio web y, por supuesto, un uniforme de trabajo adecuado y que se ajuste a lo que se desea proyectar.

26. Se pueden combinar de acuerdo con lo que se vaya a realizar

Las empresas no deben limitarse a dar a sus empleados un único uniforme, sino al menos tres para que puedan portar siempre una ropa limpia y cuidada. Además, deben proveer diferentes colores y materiales que se adapten a la actividad que se vaya a desempeñar e incluso a las diferentes estaciones del año.

Los uniformes de trabajo permiten realizar diferentes combinaciones para lograr un estilo adecuado según la actividad o el medio en que se realice determinada labor.

No es lo mismo vestirse para una junta de trabajo con clientes que vestirse para una actividad entre miembros de una misma empresa. El grado de formalidad cambia y los uniformes de trabajo deben poder adaptarse a esto.

27. Promover las relaciones profesionales

Tener empleados que se sienten más competentes y productivos ayuda a generar mejores vínculos con sus pares y con los clientes. Esto puede impactar positivamente en la atracción de nuevos prospectos e incrementar los beneficios económicos de una empresa.

Nunca olvides que la imagen de tus colaboradores también es la de tu organización.

28. Permiten lucir actualizado

Aunque parezca algo mínimo y sin importancia, un negocio que brinda una imagen actualizada da un mensaje de que trabaja de manera constante para dar siempre lo mejor a sus clientes y de que se interesa por no quedarse atrás dentro de su sector.

Esto brinda mayor confianza a los consumidores de la organización, quienes tendrán un recordatorio del compromiso de la empresa para con ellos.

29. Los empleados se enfocan en algo más que la apariencia

Pese a que algunos señalan que los uniformes de trabajo pueden eliminar la capacidad de mostrar la individualidad de los colaboradores, llevar las mismas prendas que sus demás compañeros es una invitación para reflexionar acerca de que la apariencia o las marcas no son importantes.

Esto ayuda a que los empleados se enfoquen más en aspectos relacionados con el negocio y no en aquellos que tienen que ver con su aspecto.

Asimismo, se elimina la competición en este mismo sentido y se evitan conflictos superficiales que podrían afectar el día a día en una empresa.

30. Comunicar los valores de una empresa

Los uniformes de trabajo, al incluir los colores de la marca y el logotipo, permiten que se comuniquen, de cierta forma, los valores que hay detrás de tu empresa, como el compromiso, el orden y la calidad.

Los uniformes de trabajo brindan muchos beneficios, pero para realmente poder obtenerlos es necesario que estos se ajusten a lo que la empresa y los empleados necesitan y que estén hechos de materiales de calidad.

También se debe tener en cuenta que las empresas primero tienen que evaluar si su giro de negocio y sus actividades se prestan al uso de uniforme de trabajo, ya que representa una inversión importante.

En caso de que se opte por emplear uniformes laborales, se debe elegir aquellos que hagan sentir cómodos a los colaboradores y con los que se sientan identificados para realmente aprovechar todos los beneficios. 

       

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados