Identidad corporativa: qué es y cómo puede ayudar a tu empresa

Identidad corporativa: qué es y cómo puede ayudar a tu empresa

Cuando se busca consolidar una marca en el mercado o en el sector, existen varios aspectos que resultan importantes. Entre ellos, se encuentra la relación posventa entre la empresa y los clientes, los beneficios y la identidad corporativa

Esta última ayuda al cliente a asociar a la compañía con determinados colores, símbolos y también prácticas, manteniéndola en su mente. Si quieres saber lo más relevante sobre la identidad corporativa y cómo puede ayudar a tu empresa, ¡continúa leyendo!

¿Qué es la identidad corporativa?

La identidad corporativa hace referencia a todos los valores que forman parte de la visión del mundo de una empresa. Aquí entran sus principios, sus acciones, su postura frente a determinadas circunstancias y la imagen que proyecta ante los demás.

Esta va más allá de la apariencia de un negocio o de la vestimenta de los empleados, pues se relaciona con asuntos culturales que son relevantes para la compañía. 

La identidad corporativa es también conocida como identidad empresarial o corporate identity y se trata de un elemento imprescindible para cualquier tipo de organización, sea pequeña, mediana o grande. Lo anterior, debido a que engloba tanto aspectos visuales (logotipo, nombre, empaque) como esenciales (valores y discursos).

La importancia de tener una identidad corporativa

Los elementos visuales y esenciales que conforman la identidad corporativa de una empresa son clave para que clientes, colaboradores y socios sepan de manera precisa qué esperar de una empresa. 

Aquí lo realmente importante es encontrar la coherencia entre lo que se predica y lo que se hace, pues muchas organizaciones caen en contradicciones en cuanto a discurso-práctica y eso provoca que pierdan muchos clientes. 

La identidad corporativa ayuda a construir un mensaje sólido que ayudará a que los consumidores puedan confiar en la compañía y, por tanto, sean fieles a ella. Como ya se mencionó, es fundamental dentro de la relación clientes-empresa.

Factores subjetivos de la identidad corporativa

La identidad corporativa implica factores subjetivos, que serían los llamados esenciales. Estos son importantes porque ayudará a que exista una sincronía entre la propuesta de la empresa y la ejecución de la misma. 

Entre los factores subjetivos, destacan los siguientes:

- Coherencia: se debe evitar que existan contradicciones entre lo que se predica y lo que se pone en práctica.

- Diferenciación: tiene que haber una propuesta que se distinga de las demás empresas del sector para realmente llamar la atención del público.

- Relevancia: no se trata solo de crear y construir un concepto de marca, sino también de responder siempre a las necesidades del público meta y actuar en función de él.

- Reputación: los tres elementos anteriores, construidos de manera sólida, determinarán la imagen de la compañía, pero siempre a lo largo del tiempo. La reputación es algo que se construye y que debe trabajarse para mantenerse. 

¿Qué elementos conforman la identidad corporativa?

La creación de una identidad corporativa conlleva tomar en cuenta los siguientes elementos:

- Historia de la marca

La historia de la marca ayuda a crear cercanía con tu público y a brindarle confianza en cuanto al surgimiento de tu empresa, al mismo tiempo que le permite conocer más a profundidad tu negocio.

El discurso de las empresas tiene que ir de la mano con su historia, pues aquí entran las motivaciones de la marca y la identidad de la empresa.

- Identidad visual

Esta es una de las partes más importantes, ya que los recursos visuales y de diseño van a ayudarte a transmitir el mensaje que deseas por medio de tu empresa. Los elementos que conforman la identidad visual son:

- Logotipo

Se trata de un símbolo adoptado o creado que sirve para representar de manera visual los valores de la organización. Se debe optar por emplear elementos sencillos de interpretar para que no se cree confusión en el receptor. 

El símbolo, de preferencia, debe estar relacionado con la marca o con un dibujo que tenga un significado importante para la empresa. 

Es importante también que el logotipo se haga con diferentes fondos, de acuerdo con dónde vaya a ser empleado. Debe pensarse, por ejemplo, en si se imprimirá en uniformes para ver tamaños, textura y colores. 

- Paleta de colores

La paleta de colores no solo tiene que ver con el logotipo, sino también con los colores y tonos que se emplearán en todos los materiales (gráficos, de estructura o elementos online). 

Es importante definir muy bien los colores que se utilizarán, pues permanecerán por un tiempo considerable. De no ser así, podrías confundir al público y no permitir que logre identificar tu marca. 

- Tipografía

La tipografía es el conjunto de fuentes que se utilizarán para productos de la empresa, logotipo, eslogan, entre otros elementos. 

Generalmente, solo se selecciona una fuente. Solo hay que cuidar que sea legible para ser utilizada en impresiones, contenido digital, con diferentes fondos, etcétera. 

- Lenguaje

El lenguaje es otro de los elementos clave para construir una identidad corporativa. Este no solo se emplea en publicidad, sino en toda la comunicación que se establece con los clientes y las estrategias. 

Por ello, tiene que ser consistente con el mensajes y responder al público al que se dirige la empresa para facilitar todos los procesos y lograr los objetivos planteados por la organización. 

- Mensaje

El mensaje es el último elemento de la identidad corporativa, pero eso no quiere decir que sea menos importante. 

Este está íntimamente ligado con la visión, la misión y los valores de la organización, lo cual es esencial para saber dirigir todas las acciones y las estrategias que se implementen. 

Ahora que sabes qué es la identidad corporativa, por qué es importante y qué elementos la conforman, vayamos a un tema relevante…

¿Cómo mejorar la identidad corporativa?

Como hemos visto, la identidad corporativa es vital para construir un negocio exitoso y que pueda ir creciendo, pues lo que los clientes ven, tu reputación y tus aspiraciones son clave dentro de cualquier empresa. 

Para empezar, es importante que te des cuenta de si cuentan con una identidad corporativa clara. Puedes hacerte las siguientes preguntas:

- ¿La gente tiene claro qué es mi compañía, lo que representa y lo que busca?

- ¿Mi propuesta es clara y se refleja en el marketing y en los contenidos?

En caso de que la respuesta a alguna de estas preguntas sea no, aquí te decimos qué hacer para mejorar tu identidad corporativa.

Tips para mejorar la identidad corporativa

1. Trabaja en tu imagen

Tal vez no te guste, pero la primera impresión SÍ cuenta. El logo, los colores, las imágenes, los diseños y la tipografía son importantes.

Aunque tu empresa esté muy bien equipada y cuente con profesionales, si el cliente se lleva una mala impresión en el primer momento, debido a cualquiera de estos elementos, es probable que no regrese. 

Lo mejor es que tanto tú como tus colaboradores trabajen en su expresión corporal y oral y que exista un código de vestimenta o que se opte por uniformes para que todos luzcan profesionales. 

Esto puede parecer insignificante, pero créenos que marca la diferencia y brinda confianza a los consumidores. 

2. Optimiza tu contenido

El contenido que produces es un punto clave de contacto con los consumidores, es tu voz y el principal elemento que hará que te contacte o no. 

Por ello, debes trabajar en material que sea relevante para tus prospectos y que les sirva, lo que, sin duda, a ti te dará autoridad y credibilidad, volviendo tu marca más fuerte con una clara identidad en el mercado.

3. Utiliza un único estilo, logo y nombre

Tu nombre, logo y colores deben estar, preferentemente, presentes en todo el material impreso y digital. 

De esta manera, los prospectos podrán identificar tu imagen casi de manera automática y sin esfuerzo, lo que hará que te quedes en su mente y que tu marca logre posicionarse. 

4. Cumple lo que prometes

Una de las cosas más importantes para tener una identidad corporativa positiva es mantener tus compromisos y promesas con los clientes.

Hacerlo te permite construir una relación más fuerte con los consumidores y brindarles una mayor confianza, favoreciendo el involucramiento entre empresa-clientes y obteniendo múltiples beneficios como fidelización, ventas, publicidad boca a boca, etcétera. 

5. Modela tu mensaje en función de tu audiencia

Para construir y mejorar la identidad corporativa es importante conocer bien a tu audiencia, para que sepas qué quieren encontrar, comprar o aprender y dárselos. 

No basta con ofrecerles lo que necesitan, debes hacerlo de forma regular y consistente para que sepan que siempre pueden encontrar ayuda contigo y verse beneficiados.

Trabaja en tu imagen, por medio de un logo, un uniforme, un código de vestimenta, u otros elementos, pero también en lo interno, es decir, en tus valores y en tu misión y visión y aprende a comunicarlos de forma efectiva. 

Apuesta siempre por una identidad corporativa única, llamativa, inspiradora, que sea capaz de llegar a donde quieres llegar y que sea lo suficientemente clara para que todos tus consumidores la entiendan. 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados