add to cart0
X
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Total: $865.00

Historia del vestuario laboral: ¿Por qué tu empresa debe tenerlo?

Tiempo de lectura: 3 min

Historia de los uniformes laborales

La ropa de trabajo encuentra sus orígenes durante la Revolución Industrial. El sistema económico mundial cambia y comienzan a implementarse nuevas formas de trabajo. Llegan las fábricas y con ellas evolucionan los uniformes. Pasan de ser un distintivo exclusivo de ciertos estratos de la sociedad -como el militar-, e inician su camino hacia nuevos propósitos, entre ellos, la protección física de los trabajadores y la promoción del sentido de pertenencia hacia lo que posteriormente, se le conocería como “marca”.

¿Quién uso el primer uniforme de trabajo?

La historia del vestuario laboral no guarda un registro estricto y aunque sastres, historiadores, cronistas y curiosos por afición han realizado aportes valiosísimos para conocer su origen, desarrollo y evolución, no hay datos oficiales confiables que permitan identificar a fondo los detalles, pero se sabe que fue a finales del siglo XIX en una fábrica textil de Europa -algunos historiadores la ubican en Inglaterra, otros en Francia y unos pocos en Alemania, quizás fue en los tres países casi de forma simultánea y de ahí proviene la falta de consenso a este respecto-, en donde se comenzaron a implementar el uso de delantales iguales entre las trabajadoras.

Esta medida fue adoptada por otras fábricas y rápidamente se volvió un requisito para quienes buscaban trabajar, así como para quienes deseaban contratar.

Ventajas de los uniformes para trabajo

Lo anterior se debió también en gran medida, a las ventajas que ya desde entonces acompañan al uso de uniformes para trabajo. Entre ellas se encuentran:

  • Ayudan a consolidar la imagen corporativa de una empresa.
  • Generan confianza entre los clientes y el público en general.
  • Promueven la seguridad de los empleados.
  • Comunican orden, pulcritud y profesionalismo.
  • Aportan credibilidad hacia la compañía.
  • Facilitan la promoción efectiva de productos y servicios.
  • Apoyan la generación de relaciones comerciales a largo plazo.
  • Estimulan la conservación de talentos.
  • Fortalecen a la empresa frente a sus competidores.
  • Ahorran tiempo en la rutina del arreglo personal de los empleados.

Ahora que ya conoces un poco más sobre la historia del vestuario laboral y sus ventajas, está claro que tu empresa debe tener uniformes corporativos si lo que deseas es trazar el camino a su éxito de forma contundente.

Encuentra los mejores uniformes para empleados entrando a BravoUniforms, en donde podrás elegir prendas de primera calidad, diseños contemporáneos y la mejor relación entre valor y precio.

Deja un comentario