El origen de los bordados para camisetas

El origen de los bordados para camisetas

¿Te has preguntado quién creó la máquina de coser? La historia del origen de los bordados para camisetas es muy interesante, continúa leyendo.

Desde la época de los egipcios ya se colocaban elementos de ornamentación sobre las prendas y lo mismo hacían las sociedades prehispánicas en América; sin embargo, no fue hasta la Revolución Industrial, durante el apogeo de las fábricas y el uso de los telares a gran escala, que los textiles evolucionaron. Y dieron paso con ello a la sofisticación de los bordados.

La primera máquina de coser fue un hito en la historia de los bordados, ya que gracias a ella se pudo comenzar a experimentar más allá de los trabajos de bordado a mano. Este importante invento se le atribuye a Isaac Merrit Singer, quien con ello inició una nueva etapa dentro del proceso de confección de prendas.

De la mano con el desarrollo de los textiles y la confección de prendas, los bordados fueron encontrando un lugar en la época fabril y por lo tanto, evolucionaron al parejo. Se pasó del bordado a mano al bordado en serie. Los primeros en beneficiarse de las técnicas de bordado industrial fueron algunos miembros del clero, quienes pusieron de moda estilos y tendencias de prendas que incluían bordados complejos hechos de oro y seda.

Los bordados se volvieron tan populares que comenzaron a fabricarse en masa para tapicería, gracias a la creación y desarrollo de Joseph Heilmann, quien en 1828 inventó la primera máquina de bordado. Esta máquina de bordar incluía 140 agujas que funcionaban al mismo tiempo sobre su bastidor. A partir de ahí, sastres, diseñadores e inventores de Europa y Estados Unidos comenzaron a realizar numerosos experimentos, perfeccionando y sofisticando numerosas máquinas para bordar.

Para finales del siglo XIX y principios del XX, los bordados se encontraban prácticamente en las prendas de todos los sectores de la sociedad. Incluso se comienza a mejorar las técnicas, así como los patrones de bordado. Cabe señalar que algunos de esos patrones de bordado tienen su origen entre los textiles encontrados siglos atrás en las tierras de la América que fue conquistada.

A partir de entonces, se puede decir que el bordado llegó para quedarse, no obstante, ha tenido que sufrir los embates de modas que vienen y van. Sin importar qué período de la historia revises, en todos encontrarás alguna muestra de bordado, ya sea en una prenda, en muebles o tapetes, como parte de alguna ornamentación y más actualmente, como herramienta altamente efectiva de promoción.

Así es, la historia indica que los primeros bordados para camisetas que se usaron como acción promocional, fueron las camisetas del tenista René Lacoste, quien fundó la compañía del mismo nombre y que como sabes, incluyen el distintivo logo de cocodrilo bordado en ellas. Desde entonces, muchas marcas han seguido los pasos de este exitoso empresario y la práctica ha resultado tan exitosa que se prevé continúe por muchos años más.

Forma parte de la historia esto e incluye bordados para tus camisetas. En Bravo Unifoms contamos con una gran variedad de uniformes, además que cuenta con la opción de personalizarlos.  


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados