¿Con uniforme o sin él?

¿Con uniforme o sin él?

El debate en torno a si es mejor usar uniforme o no se debe, principalmente, a los cuidados que tiene que haber respecto de sus características, su actualización y el modo en que se debe portar; un empleado mal uniformado puede dar una mala imagen.

En este artículo hablaremos sobre si conviene o no emplear uniformes dentro del área laboral para que, si lo estás pensando todavía, puedas tener claridad al respecto y tomes una decisión.

Aspectos en contra y a favor del uso de uniformes

Como en cualquier tema, siempre hay dos bandos: los detractores y quienes apoyan el uso de uniformes.

Ventajas de usar uniforme

1. Se genera sentimiento de pertenencia e igualdad

Una de las principales ventajas de los uniformes es que ayudan a las personas a verse de la misma forma, dejando atrás el estatus y demás elementos sociales, fomentando un sentimiento de pertenencia y de igualdad. De esta forma, ningún colaborador se sentirá más o menos que otro en función de su ropa.

Asimismo, ayudan a que todos se vean como parte de algo más grande, de un todo y puede existir una mayor colaboración entre los integrantes de una entidad educativa o corporativa.

2. Mejoran la imagen de la institución o empresa

Contar con uniformes puede ser clave para mejorar o mantener una imagen profesional y seria, que ayude a transmitir lo que es la empresa y la calidad que brinda. Para ello, se debe saber elegir el tipo de uniforme según la ocasión o el giro de la compañía o institución.

3. Brindan protección

Tanto en el ámbito laboral como en el escolar, el uso de uniformes es útil en cuanto a protección. En el primero porque existen empleos que implican exponerse a diferentes peligros, como partículas tóxicas, riesgos eléctricos, entre otros, por lo que contar con uniformes adecuados para cada actividad puede salvar vidas.

En cuanto al uso de uniformes escolares, la protección se encuentra en que los alumnos son fácilmente identificables. Esto es útil especialmente cuando se realizan excursiones, pues permite que se tenga un mejor control y se vigile a cada uno de ellos de forma más sencilla.

Desventajas de usar uniforme

1. Desindividualizan a las personas

Los detractores apuntan que vestir uniforme resta personalidad y anula las preferencias de cada individuo, pues pierde toda libertad de vestir como desea y debe ceñirse a lo determinado por una escuela o una empresa.

Sin embargo, esta comprobado que la mayoría de los trabajadores prefieren utilizar uniformes por temas de economía y por un sentido de pertenencia. 

2. Pueden ser incómodos

Otra de las desventajas es que pueden ser incómodos y repercutir en el desempeño de las personas; por ello, es necesario que antes de implementar su uso, se analicen las actividades a realizar para que los uniformes se adecuen a las mismas y den libertad de movimiento y comodidad o, en su caso, brinden protección.

Hay que destacar que este aspecto dependerá, en gran medida, de la empresa con la que adquieras tu uniforme. Existen industrias como BravoUniforms comprometidas con la comodidad y funcionalidad en cada una de las prendas que utilizan los trabajadores, garantizando la conservación de tu imagen corporativa y el confort de tus colaboradores. 

3. Implican una inversión

Para las empresas, el uso de uniformes puede significar una fuerte inversión, debido a que, en caso de solicitarlos, están obligadas a proporcionarlos a los empleados y no solo uno, sino varios, lo que incrementa el costo para ellas.

Sin embargo, en la actualidad existen empresas con precios accesibles y de la mejor calidad que garantizan una inversión segura y duradera. 

Estas son solo algunas de las ventajas y desventajas que brinda el uso de uniformes, pero puedes checar más aspectos positivos del uniforme laboral aquí.

Cada vez más organizaciones y empresarios se suman al uso de uniforme

Debido a todas las ventajas que brinda el uniforme, muchas compañías han decidido optar por el uso de uniformes dentro del trabajo. De hecho, incluso, magnates han decidido utilizar la misma todos los días. 


Uno de los que se ha pronunciado a favor del uso de uniforme es Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, quien lleva la misma ropa casual en sus días de trabajo, ya que prefiere dedicar el tiempo que demanda elegir la vestimenta que se usará en cosas más productivas. 

En cuanto a las grandes empresas, una de las que destacan es Apple, que cada determinado tiempo cambia el diseño de sus uniformes, en función de lo que desea proyectar. 

Estos son solo dos ejemplos de los cientos de personalidades y compañías grandes que han sabido sacarle provecho al uso de uniformes, ya sea para ahorrar tiempo y dinero o para promover su marca de forma profesional. 

En realidad, hay muchísimas empresas de renombre de diferentes ámbitos que emplean uniformes tanto para reforzar su imagen corporativa, como para brindar seguridad y confianza a los clientes. Ayudando también al bolsillo de sus empleados. 

Nosotros no te diremos si debes o no optar por los uniformes. Todo depende siempre del giro de tu empresa, sus necesidades y de lo que quieres lograr con ella. Para algunas compañías basta con tener un código de vestimenta, para otras este asunto complica todo y se opta por el uniforme.

Lo único que debes tener en cuenta es que, si te decantas por el uso de uniforme, debes elegir uno que se adapte a las actividades de los trabajadores, y que brinde soporte, seguridad y comodidad para sacarle el mayor provecho.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados