add to cart0
X
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Total: $865.00

Careta y cubrebocas: cómo proteger a los trabajadores contra COVID-19

Tiempo de lectura: 3 min

La mayoría de personas ha optado por usar cubrebocas para protegerse de la COVID-19, debido a que es menos incómodo que la careta, pero el fin de cada artículo es diferente. 

Por ello, lo recomendable es que se utilice careta y cubrebocas para obtener una mayor protección y evitar contagiarse de coronavirus. Si tienes duda sobre cómo estos elementos se complementan, aquí te explicamos a detalle cómo funciona cada uno.

¿Careta y cubrebocas tienen la misma función y efectividad?

Realmente no se ha hecho mucho énfasis en cómo careta y cubrebocas se complementan a la hora de proteger a los trabajadores. Hacemos énfasis en los trabajadores porque son quienes más tiempo pasan fuera de casa y, por tanto, están más expuestos al virus.

Pero vayamos a la respuesta del apartado: NO. Cubrebocas y careta no son lo mismo y no brindan la misma protección.

Por un lado, el cubrebocas evita que las partículas que se expulsan al hablar, toser o estornudar no lleguen a nosotros o a otras personas, de esta manera nos protegemos todos.

Por otro lado, la careta reduce aún más la probabilidad de contraer coronavirus, debido a que evita que los trabajadores estén constantemente tocándose el rostro o los ojos, que son medios de contagio.  

La revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) señala que las caretas funcionan siempre y cuando cubran desde la frente hasta la barbilla, llegando también a las orejas y reduciendo el porcentaje de exposición. 

Careta y cubrebocas, en realidad, trabajan como complementos. Aunque el cubrebocas es más efectivo, la careta también es útil. El cubrebocas protege a los demás de las gotitas expulsadas por el usuario, mientras que la careta ayuda al usuario a protegerse de las gotitas de los demás.

¿Cómo elegir careta y cubrebocas de forma correcta?

Para realmente obtener la protección que careta y cubrebocas en conjunto brindan, es importante tomar en cuenta ciertas características de ambos elementos a la hora de elegirlos.

En primer lugar, la careta debe estar hecha de materiales resistentes. Entre los más comunes, se recomienda PET, PVC y acetato. La de PET es la más común y una de las ventajas es que se puede reciclar, por lo que resulta amigable con el medio ambiente.

En segundo lugar, hay que prestar atención al grosor de la mica de la careta. Para el caso de las hechas con PET, se recomienda uno de 2.0 mm. El calibre de la misma será el que determine una buena protección y durabilidad. 

Además, se debe buscar el material más ligero para evitar que los trabajadores se vean afectados por el peso de la misma y disminuya su productividad. Hay que tener en cuenta que el uso prolongado de la careta puede ser cansado.

En cuanto al cubrebocas, lo ideal es que cuente con al menos dos capas de protección para que funcione realmente como barrera contra la COVID-19. Es importante que realices una inversión buena en cuanto a estos para proteger a tus empleados. 

Estos brindan una efectividad de alrededor del 70% siempre que se usen de manera correcta, es decir, que cubran boca y nariz perfectamente y que se laven después de cada uso, en caso de ser reutilizables. 

Entonces… ¿careta o cubrebocas, cuál usar?

La respuesta es ambas: careta y cubrebocas. Para brindar una protección contra COVID-19 a tus trabajadores lo mejor es complementar estas dos herramientas. De esta forma, se reducirá en gran medida el riesgo de contraer el virus. 

De acuerdo con Jennifer Veltman, jefa de enfermedades infecciosas en Loma Linda University Health, señaló que las caretas pueden ser útiles para quienes no pueden usar cubrebocas debido a alguna condición de salud. 

Sin embargo, su porcentaje de efectividad disminuye en la medida en que la persona infectada mantiene contacto con quien porta la careta. 

Por ejemplo, si esta tose a 45 cm de quien porta la careta, esta disminuye la exposición en un 96%, pero si dicha persona sigue tosiendo y hablando con quien lleva la careta, después de media hora, solo bloqueará el 68% de las partículas. 

Por ello, lo ideal es usar ambos: careta y cubrebocas. Además, no solo vas a proteger a tus empleados, sino también a los clientes al proporcionar doble barrera para contener el coronavirus. Lo único que se debe cuidar es portar de manera correcta careta y cubrebocas para potenciar su efectividad. 

Recuerda que aunque estos artículos disminuyen el riesgo, no lo eliminan, por lo que es necesario mantener las demás medidas de prevención, como el lavado continuo de manos y la sana distancia. 

Asimismo, si cuentas con un negocio en el que las personas deben retirarse cubrebocas para recibir un servicio, por ejemplo, un restaurante, la careta es indispensable para tu personal, además, claro, del cubrebocas. 

Ahora sabes cómo brindar una mayor protección a tus trabajadores. No demerites la efectividad de cada uno de los elementos de protección y evita que la salud de tu personal se vea afectado por la pandemia.

Ten en cuenta que realmente los trabajadores son quienes permiten que tu negocio siga en pie, por lo que vale 100% la pena preocuparte por ellos y protegerlos con careta y cubrebocas. 

Deja un comentario