add to cart0
X
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Total: $865.00

30 problemas a los que todo chef tiene que enfrentarse

Tiempo de lectura: 3 min

¿Quién dijo que estudiar para chef es sencillo? Seguramente algunos familiares y amigos, quienes están más que equivocados pues, como toda carrera o trabajo, representa ciertos retos para quienes deciden formarse en este ámbito.

Si no te dedicas a esto y tienes dudas sobre lo fácil o difícil que es ser chef, te conviene leer este artículo y anticiparte a todos los problemas que vas a tener que enfrentar en caso de que elijas el camino de la gastronomía. 

Aunque los medios de comunicación y miles de personas se esmeren en hacer creer a la gente que la vida de un chef es puro placer y comida, la realidad está muy alejada de eso. Se trata de una de las industrias más difíciles. Ahora vas a conocer por qué. 

Problemas que todo chef debe vivir en su carrera profesional

problemas-que-todo-chef-vive

Seguramente, si eres chef, estarás de acuerdo con todos los problemas que vamos a mencionar aquí, en caso de que quieras sumar alguno, puedes dejarlo en la cajita de comentarios para que los lectores también lo tomen en cuenta. 

Empecemos con esta lista de los 30 problemas a los que todo chef debe enfrentarse. 

1. No tener tiempo libre

no-tener-tiempo-libre

Cuando eres un chef profesional se vuelve parte de tu rutina el faltar a eventos familiares, bodas, funerales y diferentes momentos importantes. Prepárate para recibir cientos de reclamos por ello. 

Esto no es del todo malo, pues dentro de la cocina también formas una familia y tu lugar de trabajo se vuelve su segundo hogar; esta parte es una de las que hacen especial el ser chef profesional. 

Toda carrera requiere sacrificios y la gastronomía no escapa de ello, por eso tienes que estar dispuesto a renunciar a ciertas cosas si quieres desempeñarte profesionalmente en este ámbito.

2. Atender a clientes minutos antes del cierre

atender-a-clientes-minutos-antes-del-cierre

Este es un clásico. Lamentablemente, la educación y el respeto por el tiempo de trabajo de los demás no es algo que todos toman en cuenta y nunca faltan los que llegan rayando en el horario para pedir comida. 

Algunas veces, se les tiene que negar el servicio, pero son las menos comparadas con las ocasiones en que los chefs están casi obligados a seguir cocinando para los comensales despistados. 

Lo peor del caso es cuando solicitan algún platillo que requiere poner en marcha aparatos que ya fueron desconectados y que implican doble trabajo todo porque “el cliente siempre es primero”. 

3. Bajos ingresos al principio

bajos-ingresos-al-principio

Esta es una realidad que suele ser desalentadora para muchos de los que quieren ser chefs. Esta profesión suele ser poco valorada, como otras, y se cree que por no hacer platillos tan complejos en un inicio, la remuneración debe ser baja.

No te dejes llevar por esto, sucede en todos los ámbitos, a menos que tengas palancas y que logres repuntar desde el inicio. Sin embargo, esto es un mínimo de casos.

Casi todos tenemos que empezar desde abajo, ganando poco para ir aprendiendo del ámbito profesional, formarnos mejor e ir escalando como chef con esfuerzo y trabajo.


4. Cansancio por el ritmo de trabajo

cansancio-por-el-ritmo-de-trabajo

Uno de los principales problemas o retos que tienen que enfrentar los chefs es lidiar con el cansancio, tanto mental como corporal, pues la cocina es uno de los espacios que requieren de más actividad. 

Pasar muchas horas de pie, sin duda, no es la mejor receta para tener una columna saludable, pero esto es parte de lo que tienes que aceptar si quieres realmente ser un chef profesional. 

Por todo lo anterior, lo que te podemos recomendar es que siempre trates de adoptar posturas correctas y que, ante cualquier malestar físico, acudas al médico para evitar problemas más severos. 

5. Hacer frente al organigrama de jerarquías

hacer-frente-a-las-jerarquias

Este problema que enfrentan los chefs es uno de los suelen ser un poco discutidos, pero sigues estando ahí. 

Lo más probable es que, antes de iniciar tu camino como chef, tengas que empezar siendo lavaloza o hagas trabajos de ese estilo. Esto se debe simplemente a que en el organigrama se debe empezar por algún lado y este es el camino.

Igualmente, tienes que saber que esto no es ley, pero es difícil que en tu primer empleo debutes como parrillero o jefe en chef, pues estos puestos requieren de experiencias y suelen ganar quienes ya llevan cierto camino recorrido.

Esto más que como un problema, te invitamos a verlo como un reto que te va a ayudar a crecer y a ganar experiencia para que, cuando llegues al puesto anhelado, te sepa mejor la pequeña victoria.

6. Trato poco gentil por parte de los demás trabajadores

trato-poco-gentil-por-parte-de-los-demas-trabajadores

La cocina no escapa de los ambientes poco amables e incluso, agresivos. Los profesionales se suelen acostumbrar a un trato basado en gritos, pues muchas personas todavía creen que solo así se puede poner orden y sacar adelante el trabajo.

Seguramente, en más de una ocasión, vas a tener que lidiar con este tipo de situaciones, por lo que tienes que estar preparado para no dejarte llevar por el ambiente y mantenerte sereno para no empeorar las cosas.

Esto puede ser difícil de llevar, pero se puede lograr fomentando, al menos entre los cercanos, un mejor trato, en la medida de lo posible, para hacer mucho más llevadero el horario y la carga laboral.

7. Cortes 

cortes

La cocina es uno de los terrenos más peligrosos en cuanto a accidentes por el ritmo de trabajo, la precisión que se necesita en algunas ocasiones y el tipo de utensilios con los que se tiene que trabajar todo el tiempo.

Muchas veces, este tipo de accidentes ni siquiera sucede en tareas complicadas, sino en las más sencillas, como lo es cortar perejil. Un poco de nerviosismo o distracción basta para que, sin darte cuenta, termines con una herida en la piel.

Aunque sea difícil, lo mejor que puedes hacer es siempre estar enfocado en la tarea o acción que estás llevando a cabo y dejar lo demás para después; de esta forma, reduces la probabilidad de terminar con una cortadura.

8. Malas instalaciones en la cocina

malas-instalaciones-de-cocina

En muchas ocasiones, los restaurantes no le dan la importancia suficiente a las condiciones o instalaciones de los aparatos de cocina ni a la distribución de la misma, lo que puede hacer que haya pérdida de tiempo o, incluso, accidentes.

Varias cocinas no siguen los protocolos de seguridad adecuados; por ejemplo, muchas máquinas tienen los cables expuestos, las cortadoras las tienen sin protección, entre muchas otras cosas. 

Todos estos elementos, en conjunto, representan un potencial peligro para los chefs que están de un lado a otro y no tienen tiempo de pensar en esos pequeños factores que pueden hacer la diferencia en el lugar de trabajo.

9. Caídas

caidas

El lugar de trabajo cuando se es chef tiende a volverse peligroso si no se utiliza la indumentaria correcta. Por ejemplo, debes optar por zapatos profesionales para reducir el riesgo de caídas.

Al estar todo el tiempo trabajando con líquidos, como salsas, agua, aceite y demás, es normal que haya derrames y que, por falta de tiempo, se limpien, por lo que quedan en el suelo y un mal movimiento puede hacer que termines en el piso.

En el mejor de los casos, solo será un momento chistoso, pero en otros, incluso, puede volverse un problema, pues puedes terminar con una fractura o un esguince que te puede impedir seguir desempeñándote como chef. 

10. Clientes distraídos que cambian y cambian la orden

clientes-distraidos-que-cambian-la-orden

Este tipo de clientes nunca falta. Es uno de los principales problemas que vas a tener que aprender a solucionar con “la mejor actitud”, pues los comensales son quienes mandan en este trabajo. 

Estas actitudes y cambios repentinos suelen provocar malestar y enojo en los chefs y en todos los que se encuentran en la cocina, pero no puede salir del lugar del trabajo, es decir, los clientes nunca tienen que saberlo. 

Aquí los chefs también van a depender no solo de los clientes, sino de los meseros, pues en muchas ocasiones, quienes se equivocan al escuchar o anotar son ellos y no como tal los comensales.

11. Las falsas creencias de la gente

falsas-creencias-de-la-gente

¿Cuántas veces mientras estudiaste y te formaste como profesional no escuchaste que para chef no se estudia? Que solo es cosa de tener sazón y nada de técnica. Estamos seguros de que más de una. 

Este es uno de los problemas a los que tienen que enfrentarse los chef, pues es como el pan de cada día para ellos. La gente tiende a reducir su carrera a solo preparar un par de platillos que “le quedan mejor a su mamá”. 

La realidad es que se necesita conocer muchas técnicas y el uso adecuado de cada producto para explotarlo al máximo y volver la preparación un deleite para los comensales, pero eso no lo ve nadie más que los chefs. 

12. Quemaduras

quemaduras

En la cocina, otro de los mayores problemas es el riesgo de sufrir quemaduras. Como chef, se debe estar en constante contacto con líquidos a altas temperaturas y ollas, sartenes y demás utensilios que se tienen que transportar. 

Si no se hace con la debida precaución, pueden suscitarse accidentes relacionados con quemaduras. Además, también se debe estar en contacto con el fuego al usar estufas y hornos. 

Lo mejor que puedes hacer para evitar este tipo de problemas es estar siempre atento y no dejar que las prisas ni el estrés se apoderen de ti. Indudablemente, en algún momento tendrás que padecerlo, pero intenta reducir el número de ocasiones. 

13. Lidiar con cocineros que no hacen bien su trabajo

lidiar-con-cocineros-que-no-hacen-bien-su-trabajo

Sí, esta es una realidad no solo de la cocina, sino de cualquier área de trabajo. Sin embargo, en el ámbito gastronómico, puede ser aún más significativo y frustrante porque se necesita que todos hagan su parte para sacar adelante un buen platillo.

Los errores de uno afectan directamente a los demás, por lo que este es uno de los problemas con los que más tendrás que lidiar en tu día a día. 

Y, por supuesto, nunca faltan quienes hacen bien su trabajo, pero se olvidan de la parte de la limpieza, dejando todo para los demás, lo cual no es para nada ético. 

14. Falta de organización en el lugar de trabajo

falta-de-organizacion-en-el-lugar-de-trabajo

El apresurado ritmo de trabajo de los chef puede afectar en buena medida a la organización, dejándola como algo que no es relevante, pero, sin duda, sí impacta en el aspecto laboral.

Muchas veces, se quiere hacer mil cosas porque la carga de trabajo es muy pesada, y eso hace que las cosas, en lugar de salir rápido, salgan mal y se tengan que hacer de nuevo. 

Incluso, aunque haya un chef a cargo, los demás cocineros suelen no hacer caso a las indicaciones y esto provoca un caos innecesario. Si estás al frente, es más que seguro que día a día tengas que enfrentar este problema, ¿o nos equivocamos?

15. Hacer dobles turnos

hacer-dobles-turnos

Los chefs no tienen nunca una jornada de ocho horas al día, eso es un sueño, una ilusión. Generalmente, su horario de trabajo llega a las doce horas y, si somos extremos, puede ser de hasta ¡dieciséis horas!

Este problema, lamentablemente, casi nunca tiene solución. Los chefs tienen que estar conscientes de que el trabajo que eligieron es bastante esclavizante y no queda otra más que “acostumbrarse”.

Conforme se va creciendo, es problema que los dobles turnos se vayan convirtiendo en el pan de cada día. 

16. Sufrir trastornos musculoesqueléticos

trastornos-musculoesqueleticos

La repetición de determinados movimientos por periodos prolongados puede causar problemas en los músculos. 

Algunos de los más comunes son aquellos que causan dolor en la muñeca (síndrome del túnel carpiano), el codo, hombro (tendinitis) y lesiones crónicas en la columna vertebral. 

Muchos chefs, incluso, señalan que debes olvidarte de que tienes pies y espalda, pues a veces, por el ritmo de trabajo, ni siquiera los sientes, pero al final del día, los resultados sí afectan tu salud física. 

17. Estar expuesto a riesgos químicos

estar-expuesto-a-riesgos-quimicos

Como chef profesional, otro de los problemas más frecuentes son los riesgos químicos derivados del contacto con sustancia de limpieza y desinfección. Este tipo de productos puede causar intoxicación por inhalación o absorción. 

Incluso, algunos de ellos también pueden provocar alergias o quemaduras en la piel o, en el peor de los casos, en los ojos. 

Asimismo, al realizar diferentes cocciones durante todo el día, puedes sufrir irritación en las vías respiratorias. Los gases, vapores y el humo producido por la cocción de las grasas animales pueden parecer inofensivos, pero contienen benzopireno, considerado un posible carcinógeno.

Los problemas de los chef a largo plazo no son tan inofensivos como se cree, realmente enfrentan escenarios preocupantes por llevar a cabo su pasión.  

18. Trastornos en la piel

trastornos-de-piel

La manipulación constante de alimentos en diferentes temperaturas puede provocar trastornos en la piel; la dermatitis es uno de los problemas a los que más de uno debe hacer frente. 

Puede ser por irritación, por contacto con las proteínas animales, las plantas, aditivos alimentarios, entre muchos otros productos. 

Otro de los problemas que pueden desencadenarse en la piel es la aparición de verrugas en la palma de las manos y en los dedos o algunas infecciones provocadas por hongos por el constante contacto con diferentes alimentos. 

19. Carga mental de trabajo

carga-mental-de-trabajo

Los horarios extendidos e irregulares, la exigencia en cuanto a la velocidad y la calidad de los alimentos y el vivir día a día bajo las órdenes de otras personas en los picos de actividad pueden provocar una carga mental significativa de trabajo.

Incluso, el trabajo bajo presión durante la preparación de los alimentos puede provocar  que haya problemas o conflictos con otros compañeros, por quejas de clientes insatisfechos. 

Los problemas emocionales con los que tiene que lidiar un chef no son menores. Muchas veces, si no se trabaja este aspecto, puede derivar en alteraciones psicológicas, ansiedad y hasta depresión.  

20. Lidiar con peticiones especiales de clientes

peticiones-especiales-de-clientes

Los chefs suelen ser estrictos en cuanto a las preparaciones de los alimentos, pues su formación les permite saber cuál es la mejor forma de hacerlo. Sin embargo, nunca faltan los clientes que realizan peticiones especiales.

Muchas de ellas pueden ser consideradas como “aberraciones”, pues van contra toda técnica. Aun así, los chefs tienen que ser capaces de dejar lo profesional de lado y satisfacer al cliente. 

Puede parecer un problema menor, pero como profesional sí te puede causar conflicto ceder a peticiones que se consideran un tanto extrañas. 

21. Tener que controlar a un grupo de cocineros

controlar-a-un-grupo-de-cocineros

Conforme vas creciendo en tu carrera profesional como chef, tienes que enfrentarte a diferentes retos. Uno de ellos es tener que manejar a un grupo de cocineros.

Aquí no se trata solamente de gritar y de dar órdenes, sino más bien de conocer las habilidades de cada uno para que se coloque en el área correspondiente y se tengan buenos resultados. 

Este problema, en realidad, suele ser una prueba para saber qué tan dispuesto estás a trabajar en equipo, que es algo fundamental dentro de cualquier cocina. Sin importar el rango que tengas.

22. Hacer frente a la frustración

hacer-frente-a-la-frustracion

Las cosas no pueden salir siempre bien, es ley de vida. Y uno de los problemas que como chef tendrás que padecer es el tener que lidiar con la frustración. 

En cualquier momento, por factores circunstanciales, una comida importante o evento relevante puede verse afectado y hacerte sentir muy mal. 

En realidad, lo importante es que sepas actuar y reponerte ante cualquier situación frustrante, teniendo siempre en cuenta que en esta profesión hay subidas y bajadas y que se debe resolver el problema a la brevedad. No puedes perder tiempo lamentándote. 

23. Espacios reducidos de trabajo

espacios-reducidos-de-trabajo

Este problema es uno de los que más tienen que enfrentar los chefs, pues se requieren de varios aparatos, utensilios de cocina y demás objetos para desarrollar las labores y el espacio de movimiento se reduce. 

Las cocinas suelen verse, desde un punto de vista industrial, como sitios que no ganan dinero, sino que fungen como centros para la producción de alimentos que harán dinero.

Por esta razón, suelen ser diseñadas como espacios muy pequeños y reducidos, para que el mayor terreno se utilice para las mesas y los comensales. 

24. Hacer de todo aunque no te corresponda

hacer-de-todo-aunque-no-te-corresponda

Los chefs profesionales saben muy bien que, aunque tienen tareas específicas, en la mayoría de los casos le va a tocar hacer de todo cuando haya ausencias o cuando algún espacio de tiempo relativamente libre. 

No todos los restaurantes cuentan con un equipo entero para cubrir todas las áreas, por lo que es más que común que debas adaptarte a lo que se necesita y lleves a cabo tareas que, quizás, ni siquiera llegaste a imaginar. 

25. No poder comer a las horas correspondientes

no-poder-comer-a-tus-horas

Aunque todo el tiempo estés en contacto con comida sumamente apetitosa, es casi una regla que pocas veces vas a poder disfrutar de tus alimentos a las horas indicadas. 

El día a día de un chef es frenético y suelen comer de manera muy desordenada, desequilibrada y fuera de horarios habituales. Incluso, muchas veces ni siquiera es por falta de tiempo u organización, sino porque no se tiene apetito. 

Puede sonar algo un poco sorprendente, pero la realidad es que los chefs, en la mayoría de las ocasiones, prefieren consumir alimentos básicos, fáciles de preparar aunque sean unos expertos en la cocina. 

26. Dificultad para encontrar ropa de trabajo cómoda

dificultad-para-encontrar-ropa-comoda

El día a día de los chefs implica largas jornadas, como ya hemos visto, por lo que es relativamente normal que terminen cansados, acalorados o sin sentir sus pies de tanto estar parados. 

Si bien no hay ropa mágica que haga que se recuperen fácilmente, sí existen modos de hacer más llevadero el horario de trabajo y eso solo se logra eligiendo uniformes de chef adecuados, que cumplan con las normas y las características específicas e ideales para desempeñar esta labor. 

Los restaurantes tienen que tener en cuenta estos factores, pues son determinantes en cuanto a la productividad. 

Escatimar en uniformes de trabajo que se adapten al tipo de actividades que se tienen diariamente repercute en los resultados, así que, si tienes un negocio de comida, por favor, vela por su bienestar físico y dales la vestimenta que necesitan para sentirse más cómodos. 

27. Falta de oportunidades por cuestión de género

falta-de-oportunidades-por-cuestion-de-genero

Sí, la gastronomía no escapa de las cuestiones machistas, y eso provoca que muchas veces chefs con gran capacidad y conocimiento no sobresalgan como deberían. 

Este es uno de los problemas más importantes a los que se tienen que enfrentar las mujeres en su día a día para seguir escalando peldaños en su carrera profesional. Puede parecer algo sin relevancia para algunos, pero pierden cientos de oportunidades solo por este factor.

Afortunadamente, conforme pasa el tiempo, la cuestión de género ha comenzado a balancearse, pero sigue siendo un problema real en la actualidad. 

28. Fallas en los aparatos de cocina 

fallas-en-aparatos-de-cocina

Por más profesionales y caros que sean los aparatos que se emplean dentro de una cocina, siempre puede haber fallas técnicas, lo que puede provocar que la cocción no llegue al término deseado, que la mezcla no se consiga, entre otras cosas.

Esto siempre repercute en el desempeño de los chefs y representa un problema porque provoca que se tengan que hacer las cosas en más de una ocasión aunque los profesionales hayan hecho bien su trabajo desde el inicio.

La tecnología siempre tiene dos lados de la moneda y, como chef, vas a tener que padecer este tipo de situaciones en más de una ocasión. 

29. Tener que presentarse al trabajo con todo y enfermedad

presentarse-enfermo-al-trabajo

El trabajo de un chef es muy relevante dentro del negocio de los restaurantes y de la gastronomía. Por más que se cuente con otros profesionales, la figura principal es clave. 

Por lo anterior, la mayoría de veces, si no se trata de algo realmente grave, vas a tener que ir al trabajo aun estando enfermo y desempeñar tus labores con la mejor cara y la mejor actitud. 

Son gajes del oficio y tienes que estar dispuesto a hacer frente a este tipo de problemas aunque haya que hacer sacrificios por amor al arte. 

30. Poco reconocimiento a su labor

poco-reconocimiento-a-su-labor

Sí, es una triste realidad. Por más profesional que seas y por mucho que te esfuerces en perfeccionar tus técnicas y entregar platillos de gran calidad, difícilmente vas a ser reconocido por ello.

Ciertamente, todos desempeñamos nuestra labor sin pensar en esos detalles, pero se siente muy bien que reconozcan que estás haciendo bien tu trabajo, ¿no? Incluso, sirve como algo incentivador. 

Lamentablemente, las personas que están al frente de un restaurante no lo consideran importante o ni siquiera pasa por sus mentes, por lo que rara vez tus acciones serán reconocidas. No queda más que aprender a lidiar con esto. 

Conclusión

La vida profesional de los chefs no es nada parecida a lo que se cree o lo que se retrata en muchas películas, la realidad es que tienen que enfrentar cientos de problemas en su día a día.

Afortunadamente, existen métodos para reducir algunos de ellos, como los riesgos de caídas, quemaduras y cortes. Nunca dejes en segundo plano las medidas de protección, como vestuario apropiado, uso de guantes en determinadas tareas, entre otras cosas. 

Los retos siempre van a estar presentes, pero si de verdad el ser chef es tu sueño y lo que te apasiona, estamos seguros de que podrás superar cada uno de estos problemas de la mejor manera posible. 

¿Ya has tenido que lidiar con algunos de los escenarios que comprenden esta lista? Nos gustaría saber tu experiencia y cómo lo resolviste. 

Deja un comentario