add to cart0
X
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Filipina Mezclilla Caballero
Color: Negro Talla: G Precio: $349.00
Subtotal: $698.00
Total: $865.00

30 aspectos para mejorar tu imagen corporativa

Tiempo de lectura: 3 min

La imagen corporativa es el sello que distingue a una marca. A través de ella, se logra la distinción y el posicionamiento de la misma, por lo que es muy importante trabajar en ella para ganar credibilidad y, como consecuencia, mantener o incrementar las ventas.

En esta ocasión te hablaremos sobre el tema, qué elementos conforman la imagen corporativa y cómo mejorarla.

¿Qué elementos conforman la imagen corporativa?

La imagen corporativa está conformada tanto por todo aquello que se ve, como lo que pasa desapercibido. Es decir, desde las cosas tangibles, como los recursos, la infraestructura y la logística, hasta la filosofía, los valores y la cultura de una empresa.

Entre estos elementos, se encuentran los siguientes:

Imagen visual

Hace referencia a todo lo que conforma la parte visual de la marca, por ejemplo, eslóganes, logotipos, tipografías, colores, y demás elementos que ayudan a definir la imagen corporativa de una empresa. Todos tienen que estar alineados con lo que se desea proyectar.

 

Comunicación corporativa

Dentro de una empresa, existen dos tipos de comunicación: interna y externa. Ambas conforman la comunicación corporativa, que será clave para lograr una organización óptima de la misma y una buena estructura que sea capaz de fortalecer y mantener la imagen corporativa de una empresa.

Cultura y valores

Este apartado hace referencia a los valores que comparten los miembros de una compañía. Estos se construyen al interior, pero permiten consolidar la imagen corporativa, llevando estos aspectos al exterior, es decir, al público, al mercado.

Estos elementos son clave a la hora de marcar una diferencia entre las distintas empresas que existen y lograr un mejor posicionamiento a mediano y largo plazo.

Cómo mejorar la imagen corporativa de una empresa

Vayamos ahora sí de lleno a los 30 aspectos que te ayudarán a mejorar la imagen corporativa de tu empresa.

1. Define qué quieres transmitir

Para mejorar la imagen corporativa, se tiene que hacer un análisis continuo que permita responder quiénes somos, qué queremos transmitir y cómo queremos que nos perciban los demás.

Tener claro todo lo anterior servirá para saber a dónde queremos ir y permitirá que identifiquemos si estamos trabajando para ello o tenemos que realizar modificaciones a corto o largo plazo para lograr lo que buscamos.

2. Diseña un buen logo

El logo es muy importante para las empresas porque será una de las formas en que las identificarán las demás personas. Este tiene que ser llamativo y debe contener los colores característicos de la marca. 

Para su diseño o rediseño, se debe tener en cuenta al público meta y evaluar el trabajo que ha hecho la competencia para no replicar su trabajo, sino superarlo pensando en el impacto que se quiere lograr a través del logo.

3. Trabaja en un eslogan que transmita

El eslogan de una empresa tiene que ser auténtico y transmitir los valores de la misma. Este elemento es uno de los que respaldarán el nombre de la marca y, por ende, fortalecerán la imagen corporativa.

Lo recomendable es que sea una frase corta, contundente y muy fácil de recordar para que se cree una buena asociación a la marca y los clientes piensen enseguida en tu empresa.

4. Fortalece la comunicación con los clientes

Los consumidores de un producto o servicio son quienes otorgan determinado valor a las empresas, mismo que hace que estas se posicionen y se dañe o mejore la imagen corporativa.

Por lo anterior, es necesario prestar atención a cómo se da la comunicación entre la organización y los clientes.

5. Elige los colores correctos

La parte visual es importante para la imagen corporativa, por ello, tienes que prestar atención a los colores que usarás en tu logo, eslogan y todo lo que conforma esta parte.

Muchas empresas se basan en la psicología del color para elegir los tonos, con base en lo que buscan transmitir de la empresa y lo que mejor funciona dentro de su sector.

6. Escoge las tipografías adecuadas

Al igual que los colores, las tipografías también tienen la capacidad de transmitir por sí solas. Cada una de ellas puede comunicar diferentes emociones y conferir un carácter a tu organización: informal, tecnológica, clásica, conservadora.

Es necesario que te asesores al respecto, analices y elijas la que mejor se ajuste a lo que es tu empresa y a lo que deseas transmitir a los demás a través de este elemento, que es clave para la imagen corporativa, aunque no lo parezca.

7. Busca ser memorable

Muchas empresas apuestan por lo moderno y actual, pero no es tan recomendable basar la imagen corporativa en tendencias. Hacerlo de esta forma, supone que tengamos que cambiar y rediseñar cada cierto tiempo.

Si buscamos que la imagen sea memorable, lo mejor es elegir una imagen corporativa que prevalezca en el tiempo, es decir, que sea duradera. Así los clientes no dejarán de identificarnos.

8. Haz que tus empleados siempre vistan acorde con la ocasión

Los empleados son parte fundamental de la imagen corporativa porque representan la marca y son quienes están en contacto directo con el cliente. Una buena presentación podría ayudar a mejorar tu imagen y, por el contrario, una mala podría dañarla.  

Si tu negocio lo permite, opta por el uso de uniformes de trabajo. De esta forma también estarás explotando esta parte para promocionar tu negocio a través de la remarcación del logo.

9. Presta atención a la parte técnica

Un elemento que muchas veces no se toma en cuenta es que el logo, además de lucir bien, tiene que estar bien diseñado, en el sentido de que debe poderse ampliar, reducir y usarse en línea sin perder calidad.

Este aspecto tienes que tomarlo en cuenta en todos los demás elementos digitales que forman parte de la imagen corporativa.

10. Papelería corporativa

Además de elegir las tipografías y trabajar en el logo y los colores, un buen método para mejorar la imagen corporativa es crear papelería de la empresa. Aunque no parezca tan común ya, todavía hay mucha gente que conserva las tarjetas de presentación de las compañías.

Haciendo un balance entre costo-beneficio, resulta una buena opción que estemos presente en los bolsillos de los potenciales clientes en el momento en que nos necesiten.

Esto también ayudará a que perciban a tu organización con mayor seriedad.

11. Arma un sitio web

Contar con un sitio web es importante no solo para que los prospectos te encuentren, sino también para que se den cuenta de que tu empresa es formal, pues esto transmite seguridad y confianza.

Las compañías con sitio web y redes sociales mejoran su imagen corporativa porque muestran cercanía, seriedad y compromiso para con sus clientes, lo cual es valorado por los mismos.

12. Trabaja en canales de comunicación sencillos y rápidos

A los usuarios les gusta que los procedimientos de contacto sean rápidos y eficaces. Muchas veces las empresas no colocan estos datos o los esconden demasiado, lo que puede provocar que no encuentren esta área y, por tanto, pierdan clientes potenciales.

Tampoco se trata de poner un formulario que demande demasiada información; todo con medida. Brinda diferentes opciones de contacto para transmitir que eres una empresa que busca responder a las dudas de las personas de manera eficiente.

Trabajar en este aspecto te ayudará a fortalecer y mejorar tu imagen corporativa, pues te mostrarás como una compañía accesible y preocupada por brindar un buen servicio.

13. Diferénciate, pero usando el sentido común

Marcar una diferencia con respecto de tu competencia puede potenciar tu imagen corporativa, pero presta mucha atención para que todos los esfuerzos tengan un objetivo claro.

Por ejemplo, si tienes un despacho de abogados, por más que quieras lucirte y llamar la atención, no sería óptimo emplear colores muy llamativos o tipografías modernas porque ¿qué mensaje estarías transmitiendo? Poca seriedad y valores que no corresponden con tu negocio.

Siempre piensa en lo que quieres comunicar antes de adoptar un diferenciador en pro de la imagen corporativa.

14. Audita tu imagen corporativa

Preguntarles a tus clientes o a los mismos empleados qué les transmite tu imagen corporativa puede ayudarte a saber si estás yendo por el camino correcto o es necesario redireccionarlo.

Emplea todos los comentarios para mejorar la percepción de tu empresa y, en caso de ser necesario, pon en marcha un proceso de rebranding para que obtengas los resultados que deseas a partir de la imagen de tu marca.

15. Trabaja en la visibilidad de tu empresa

Lo mejor que puedes hacer es tener presencia en diferentes medios físicos y digitales para brindar confianza a los clientes y ganar credibilidad.

Trabajar en estos aspectos ayudará a fortalecer y mejorar la imagen corporativa de tu empresa y también a llegar a nuevos espacios y crecer.

16. Aprende de otras marcas

Otra forma de mejorar la imagen corporativa es analizando a otras empresas y tratando de responder por qué gustan tanto. Enfócate tanto en las marcas de tu competencia como en las demás.

Esto puede servir como inspiración y ayudarte a centrarte en algunos aspectos clave, a partir de la respuesta que des a la pregunta de por qué te parecen llamativas o atractivas.

No se trata de copiar, sino de inspirarse y buscar la forma de implementar esos elementos valiosos de forma personalizada en tu marca.

17. Lleva a cabo actualizaciones

La imagen corporativa no debe permanecer estática, es necesario implementar cambios y realizar actualizaciones que vayan de acuerdo con lo que se desea transmitir.

Esto tanto en sitios web, como en logo, uniformes y demás elementos que conforman la imagen corporativa de una empresa.

18. Busca que tu web sea responsive

Una plataforma responsive hace referencia a la capacidad que tiene para adaptarse a los distintos dispositivos móviles, como celulares, tabletas y computadoras. Esto es importante porque permitirá que tu marca tenga presencia en cualquiera de ellos.

De esta forma, en cuanto los potenciales clientes deseen acceder a tu sitio por información o, incluso, para realizar compras, podrán hacerlo sin impedimentos. Lo anterior le otorgará seriedad a tu empresa y brindará confianza a los clientes.

19. Trabaja en un manual de identidad corporativa

Un manual de identidad corporativa es un documento en el que se establecen las normas que se deben seguir al utilizar todos los elementos que conforman la imagen corporativa, tanto online como offline.

De esta forma, se sabrá el modo en que se deben aplicar los diferentes elementos para que sean coherentes y exista una cohesión comunicativa y visual que no afecte a la empresa, sino que la potencie.

20. Cuida tu presencial social

No basta con estar en medios digitales, sino que se debe seguir una línea en cuanto a la estética, los contenidos y el tono de comunicación para que exista una armonía y se pueda potenciar la imagen corporativa de una empresa.

Determina cada uno de estos elementos y sé fiel a ellos en cualquiera de los medios en los que quieras posicionar tu marca, para darle seriedad y compromiso a la misma.

21. Humaniza tu marca

A todos nos gusta percibir que detrás de las empresas hay un equipo humano con el que podemos llegar a dialogar e incluso, empatizar. Para ello, es necesario que trabajes en elementos que transmitan este lado y generen confianza.

Pues emplear fotos de los diferentes equipos o platicar un poco acerca de tu empresa de una forma llamativa para los usuarios o clientes.

22. Muestra y transmite compromiso

Las empresas deben ser capaces de transmitir su compromiso para con los empleados y los clientes. Existen elementos que, si bien pueden pasar desapercibidos, son importantes para reforzar la imagen corporativa.

Un ejemplo de ello es el uso del cubrebocas en tiempos de pandemia. Este elemento transmite el mensaje de que la compañía se preocupa no solo por el bienestar de los clientes, sino también de sus empleados, lo que repercute de forma positiva en la organización.

23. Utiliza correo electrónico corporativo

Tener una página web está bien, pero también debes prestar atención al detalle de contacto a través de correo electrónico. Lo ideal es que se cuente con un correo con dominio propio.

Utilizar direcciones genéricas puede restarte profesionalidad y hacer que no proyectes una buena imagen corporativa, así que trabaja en este punto.

24. Emplea ropa personalizada

El uso de ropa personalizada es clave para salvaguardar y mantener una buena imagen corporativa, al tiempo que se construye credibilidad y autoridad.

Además de lo anterior, también te servirá para mantenerte en la memoria de los clientes y obtener publicidad de forma gratuita y sin mayor esfuerzo. Opta por los colores que representan a tu marca y por incluir el logotipo de la misma, pero de forma discreta.

25. Trabaja en campañas publicitarias

Todas las marcas, por más bien posicionadas que se encuentren, necesitan llevar a cabo campañas de publicidad para reforzar su imagen corporativa y llegar cada vez a más gente.

Trata siempre de que estas estén alineadas con lo que buscas proyectar, pues una mala publicidad puede repercutir en gran medida en tu imagen y tu reputación.

26. Ofrece un servicio al cliente de calidad

Además de todo lo relacionado con el marketing y los medios de comunicación, las experiencias y las interacciones con los clientes juegan un papel fundamental para mejorar la imagen corporativa.

Las buenas y malas experiencias son determinantes para la reputación de tu marca, por lo que tienes que prestar atención al servicio al cliente y trabajar en él para crear una imagen sólida y positiva.

27. Lleva a cabo eventos para promocionar la marca

Ser creativos y proactivos son dos características fundamentales si se quiere mejorar o reforzar la imagen corporativa de una empresa. Por ello, además de invertir en publicidad, es recomendable realizar eventos que ayuden a potenciar las asociaciones positivas con la marca.

Los eventos o actividades dependerán siempre del giro de tu empresa.

28. Cuida el entorno de trabajo

Tus espacios de trabajo también reflejan tu imagen corporativa, por lo que debes prestar atención a todos los elementos que los conforman, pero no solo en cuanto a atractivo, sino también en cuanto a comodidad.

Recuerda que cuando los empleados se sienten a gusto en su lugar de trabajo, se vuelven más productivos y esto puede potenciar el servicio al cliente, mejorando varios aspectos de tu compañía en conjunto.

29. Incorpora nuevas tecnologías

Una compañía que no se adapta a las exigencias de sus clientes transmite desactualización y descuido de los mismos o que les otorga poca importancia, lo que puede afectar negativamente tu imagen corporativa.

Trabaja de manera constante para adaptarte a los nuevos tiempos y deja atrás la imagen anticuada. Tienes que estar en donde están los potenciales clientes.

30. Busca asesoría de un profesional

Siempre es importante y útil buscar ayuda de un experto en el tema de la imagen corporativa, pues te puede guiar para definir todos los puntos que se han abordado en este artículo y decidir en cuáles trabajar y cómo hacerlo.

Ahora que sabes qué puedes hacer para fortalecer y mejorar la imagen corporativa de tu empresa, es momento de que trabajes en ello y lleves tu negocio al siguiente nivel.

En BravoUniforms podemos ayudarte a través de la adquisición de uniformes de trabajo y demás ropa laboral personalizada que ayudará a potenciar tu compañía y tu imagen. ¡Echa un vistazo a todo lo que tenemos para ti!

Deja un comentario